Nosotros

We design master plans and urban spaces full of life, always resting on the shoulders of the local culture and its social rituals.

“Campaneros de Santiago” es una agrupación dedicada al rescate de toques litúrgicos en diversos templos de Santiago. Nacen en octubre de 2012, como parte de una investigación musicológica realizada por Eduardo Sato Besoaín en torno a campanas y toques históricos en los templos de la ciudad de Santiago, publicada en 2018 por ediciones de la Universidad Alberto Hurtado bajo el título: Con mi voz sonora: Campanas y toques de campana en la Catedral y otros templos históricos de Santiago (1789-1899). Basados en ordenanzas de los obispos Francisco José Marán (1795) y Rafael Valentín Valdivieso (1872), la agrupación realiza toques regulares en los templos de Santo Domingo, San Francisco, San Agustín y San Ignacio, en coincidencia con diversas solemnidades del calendario litúrgico, o bien de otras instancias asociadas al uso tradicional de las campanas. Entre dichas actividades destaca la realización de toques de dobles de difuntos en memoria del poeta Nicanor Parra, el director coral Víctor Alarcón y el padre Mariano Puga; la recuperación, durante dos años seguidos, del Toque de Todos los Santos y Todos los Fieles Difuntos según su estructura colonial; la participación con un toque extendido de difuntos en la conmemoración de los 80 años del terremoto de Chillán de 1939; y un toque de plegaria simultáneo en diversas ciudades de Chile, en conmemoración de los 60 años del terremoto de Valdivia de 1960 y las víctimas de la pandemia de Covid-19. Asimismo, también se han emprendido proyectos de recuperación de campanas y campanarios, como la limpieza de las campanas de Santo Domingo, y la restauración del campanario de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Las Cruces.

La agrupación está formada por el pianista y musicólogo Eduardo Sato y los compositores Sebastián Jatz, Tomás Brantmayer y Nicolás Sandoval.